Hoja Geológica 3772-II Las Ovejas

Main Authors: Santamaría, Graciela R., Leanza, Héctor A., Zanettini, Juan Carlos M.
Format: Libro Electrónico Mapa Otro Informe técnico Informe de investigación
Language: Castellano
Published: Servicio Geológico Minero Argentino. Instituto de Geología y Recursos Minerales 2001
Series: Boletín;263
Subjects:
Online Access: http://repositorio.segemar.gob.ar/handle/308849217/151
Table of Contents:
  • Fil: Santamaría, Graciela R. Ministerio de Economía. Subsecretaría de Minería. Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR); Argentina.
  • Fil: Leanza, Héctor A. Ministerio de Economía. Subsecretaría de Minería. Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR); Argentina.
  • Fil: Zanettini, Juan Carlos M. Ministerio de Economía. Subsecretaría de Minería. Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR); Argentina.
  • La Hoja Geológica 3772-II, LAS OVEJAS, está ubicada en el noroeste de la provincia del Neuquén y comprende la porción austral de la provincia geológica Cordillera Principal. Las rocas más antiguas aflorantes en la comarca corresponden a las metamorfitas de bajo grado denominadas Ectinita Guaraco Norte, cuyo protolito es de probable edad silúrico-devónica. En el Pérmico superior, estas rocas fueron cubiertas en discordancia angular por las volcanitas del Grupo Choiyoi. Ambas unidades están intruidas por los plutones silíceos del Grupo El Portillo, de edad triásica inferior a media. La formación de la cuenca Neuquina data del Triásico superior y los estratos continentales de la Formación Lapa marcan el comienzo de la sedimentación en la cuenca. Estos estratos están cubiertos por las pelitas y evaporitas marinas del Grupo Cuyo, de edad aaleniana hasta calloviana media. Estratigráficamente por encima, se disponen las rocas pelíticas, calcáreas y evaporíticas del Grupo Lotena, las cuales representan un nuevo ciclo de sedimentación marina el cual tiene lugar en el Calloviano medio-superior hasta Kimmeridgiano inferior. La sedimentación mesozoica continua en el Kimmeridgiano superior y el Valanginiano inferior, correspondiendo este lapso a la depositación del Grupo Mendoza. Posteriormente, la comarca fue elevada y afectada en el Cenozoico por varios eventos eruptivos. En el Eoceno y Oligoceno se produjeron episodios subvolcánicos y efusivos mesosilícicos representados por las rocas del Grupo Molle, las cuales fueron localmente cubiertas en discordancia de erosión por las sedimentitas continentales de la Formación Arroyo Palao del Mioceno inferior. Por encima se disponen las piroclastitas y lavas mesosilícicas de la Formación Trapa-Trapa y las piroclastitas de la Formación Invernada Vieja del Mioceno medio. Asimismo, las rocas del Grupo Domuyo registran procesos plutónicos ocurridos en el Terciario. Desde fines del Mioceno superior y hasta el Plioceno superior, los productos volcanogénicos mesosilícicos del Grupo Huincán y básicos del Basalto Coyocho se extendieron sobre gran parte del área. La actividad efusiva continuó durante el Plioceno superior y Pleistoceno medio, estando representada por las rocas básicas a silícicas de las Volcanitas Tilhué, Chapúa y Cerro Domo. En el Pleistoceno superior tuvo lugar el englazamiento de la comarca, tal como lo atestiguan depósitos morénicos y glacifluviales y diversas formas de erosión glaciaria. La estratigrafía del Cuaternario se completa con depósitos aterrazados, de remoción en masa y aluvios, coluvios y depósitos pedemontanos. Los recursos mineros de la región son escasos, consistiendo en unas pocas manifestaciones vetiformes auríferas acompañadas por minerales de cobre. Sin embargo, la existencia de algunas áreas de alteración hidrotermal, con anomalías de metales base y nobles, dan interés prospectivo a la comarca.