Adicciones y vulnerabilidad social : el consumo problemático de alcohol, factores de riesgo, grupos vulnerables y consecuencias sociales

Main Authors: Rodríguez Espínola, Solange Sylvia, Bonfiglio, Juan Ignacio
Format: Documento de Trabajo
Language: Castellano
Published: Universidad Católica Argentina. Observatorio de la Deuda Social Argentina 2017
Series: Barómetro de la Deuda Social Argentina
Subjects:
Online Access: https://repositorio.uca.edu.ar/handle/123456789/8133
Table of Contents:
  • Resumen: En el período 2010-2016 se observa un importante incremento del registro de venta de drogas en el barrio. En otras palabras, aumenta de manera significativa la proporción de hogares que perciben de manera directa o indirecta que en su barrio se venden drogas ilegales. A finales de 2016, casi 5 de cada 10 hogares identifican la venta o tráfico de drogas en su calle, manzana o vecindario. Los valores en el registro de venta de drogas son más altos en las regiones urbanas de mayor concentración de población (el AMBA y la región Pampeana), así como también en el norte del país (NEA y NOA). Por otra parte, las regiones que registraron mayor crecimiento entre 2010-2016 fueron AMBA, Patagonia y el NEA. El análisis de la evolución del registro de venta de drogas según características socio-residenciales de los barrios revela la alta vulnerabilidad que presentan frente al problema los asentamientos informales y los barrios de sectores populares y clases medias bajas urbanas. Esto se expresa tanto en la tasa de expansión del problema como en los altos niveles de incidencia registrados. Por otra parte, si bien el registro de venta de drogas tiende a ser más alto en los espacios con baja presencia policial, el problema se incrementó de manera independiente de este factor. Vivir en un hogar con problemas de consumo de sustancias y alcohol es un predictor significativo de malestar psicológico, mala calidad de sueño, infelicidad y carencia de red social. Las personas que viven en hogares donde la adicción al alcohol está presente tienen más chances de estar bajo tratamiento psicológico/ psiquiátrico y sentirse sin apoyo de familiares o amigos que les demuestren afecto, que los aconsejen frente a problemas o los ayuden en cuestiones domésticas. Además, convivir en un contexto de alcoholismo duplica las posibilidades de tener estrategias cognitivas evitativas de afrontamiento, creencias de estar sometidos al destino o a circunstancias externas y carencia de proyectos personales. Las situaciones de violencia y la percepción de inseguridad son condiciones altamente probables de presentarse entre los hogares que registran estar bajo problemas por altos consumos de alcohol. En los últimos siete años se registra un incremento de tasas de consumo de alcohol en la franja etaria más joven (12-17 años), que es consistente con la también registrada baja en la edad de inicio de consumo. En las franjas etarias más jóvenes (12-24 años) se registran además los niveles más altos de consumo problemático de alcohol. Para la población relevada por la Sexta Encuesta Nacional a Estudiantes de Enseñanza Media Argentina, el consumo problemático alcanzó al 50% de la población consultada, que registra prevalencia en el consumo en el último año o mes. El consumo episódico excesivo se presenta como un problema que se asocia particularmente a nuevas modalidades de consumo; la “previa” constituye una de estas manifestaciones. La asistencia a previas resulta mayor entre los que se inician más temprano en el consumo, lo que además implica mayores niveles de consumo problemático. Los jóvenes que asistieron con mayor frecuencia a previas experimentaron una mayor cantidad de consecuencias negativas derivadas del uso de alcohol. Este efecto se encontró aun controlando el efecto del total de alcohol consumido. Esto sugiere que la frecuencia de asistencias a previas no sería un mero correlato o síntoma del consumo elevado de alcohol, sino que este tipo de prácticas de consumo de alcohol tendría un rol propio, facilitador, en el involucramiento de los jóvenes en trayectorias de consumo riesgoso. El estudio sobre consumo de alcohol para estudiantes universitarios de la Universidad Nacional de Mar del Plata revela que cerca de la mitad registra situaciones de episodios de consumo excesivo y otras prácticas de consumo problemático. Por otra parte, se destaca el hecho de que la incidencia del consumo de otras sustancias psicoactivas para esta población resulta sensiblemente mayor para los que registran alguna forma de consumo problemático de alcohol.